Leontxo García, periodista especializado en ajedrez

El periodismo especializado es, quizá, el mayor nivel de sofisticación que puede alcanzar un profesional de este oficio. La razón es que los periodistas especializados dominan una materia hasta el punto de convertirse en expertos en la cobertura informativa de la misma. Esto no es un equivalente exacto a que son especialistas en esa disciplina, sino en cómo divulgar aspectos complejos de la realidad de forma eficaz a través de las herramientas del periodismo. En esta primera entrada dedicada a periodistas y espacios de calidad del periodismo especializado vamos a hablar de un profesional dedicado a un tema muy concreto: el ajedrez.

Probablemente, un periodista dedicado a la cobertura de la política no necesita haber sido alcalde, del mismo modo que uno que informe sobre baloncesto no tiene por qué saber botar una pelota. Sin embargo, en todos los casos, el periodista especializado necesita estar completamente actualizado en su campo de trabajo y tener unos conocimientos amplios sobre el tema. El caso del ajedrez me parece complicado, porque a la capacidad intelectual que se requiere para analizar partidas se suma que es un área sobre la que no abunda la información, y el periodista debe introducirse en foros que no siempre son accesibles.

El periodista Leontxo García (Irún, 1956) es un ejemplo de desarrollo del periodismo especializado. Se podría decir que se dedica a un nicho periodístico, como se diría en jerga profesional. Esta es, sin embargo, su mayor baza. No cabe duda de que se trata del periodista más reconocido en este área debido a la credibilidad de la que goza tras décadas de intenso trabajo en los medios de comunicación. Sus columnas en las que analiza partidas son ya un clásico, pero también las coberturas que realiza de campeonatos, sus artículos divulgativos sobre el ajedrez y sus beneficios, los reportajes sobre diferentes temas —incluidos los que tratan sobre aspectos económicos y organizativos del ajedrez— y sus ya célebres vídeos en los que comenta partidas «inmortales». Esto último es un claro ejemplo de su adaptación a todo tipo de formato.

Hay que mencionar que Leontxo García era jugador de ajedrez antes que periodista. Alcanzó el título de Maestro FIDE, y todo parecía que su camino profesional se encaminaría a la práctica del ajedrez. Pero, como ha explicado en varias ocasiones, se dio cuenta que el periodismo le apasionaba todavía más que jugar, y aceptó una propuesta de un diario local para cubrir unas partidas en Londres entre Kaspárov y Korchnói y Smyslov-Ribli. Así que este periodista sí tenía un profundo conocimiento del ajedrez, porque lo había puesto en práctica durante bastante tiempo.

Ha trabajado para numerosos medios, entre los que destacan El País —donde actualmente desarrolla gran parte de su actividad periodística—, Radio Nacional de EspañaAgencia EFEAgence France-PresseTelevisión Española, donde retransmitió el famoso Campeonato Mundial de Ajedrez 1987 que enfrentó, en Sevilla, a Kárpov-Kaspárov.

Leontxo García es un gran divulgador del ajedrez, y su trabajo como periodista lo compagina con el de conferenciante, dando charlas alrededor del mundo para concienciar sobre los beneficios de la práctica de este deporte. Es una de las referencias para todo aquel que se interese por el ajedrez.

Enlaces de interés:

Perfil en Twitter de Leontxo García.

Perfil en Facebook de Leontxo García.

Artículos de Leontxo García publicados en El País.

Los periodistas con empatía de Kapuscinski

El reportero Ryszard Kapuscinski publicó numerosos libros en los que explicaba sus vivencias en diferentes lugares del mundo, donde trabajó como corresponsal. Uno de ellos trata directamente sobre el oficio de periodista. Es el resultado de la transcripción de intervenciones de Kapuscinski en varias entrevistas y conferencias. El título es, en castellano, Los cínicos no sirven para este oficio. Aquí dejamos una de las citas de ese libro, en la que habla de la necesidad de la empatía para poder desempeñar este trabajo de manera adecuada.

Periodismo especializado: ¿periodistas o especialistas?

Existen muchos debates enquistados en el seno de la profesión periodística. Uno de ellos es de la especialización. ¿A quién corresponde escribir en los medios sobre medicina, a los médicos o los periodistas? Lo mismo sucede con todas las demás áreas de especialización. En los medios se ha tratado de solucionar este problema de diferentes maneras. Una de ellas es tener a periodistas especializados en diferentes materias que sean los responsables de la cobertura de los temas de su área. Otra es hacer coberturas desde el periodismo generalista y contar con expertos que, ocasionalmente, publican columnas o las llamadas tribunas. Un ejemplo de esto último es cuando en las retransmisiones deportivas, además de haber periodistas, también se encuentra algún comentarista que es un deportista ya retirado.

Los medios de comunicación deben ser espacios plurales, donde encajen visiones diversas y con voces diferentes. ¿Cabe la opinión de un antiguo presidente del Gobierno en un periódico? Por supuesto, aunque siempre debe quedar claro que se trata de un texto opinativo, y no una noticia o algo similar. Ya desde hace mucho tiempo está más que asumida la necesidad de una separación entre información y opinión en los medios. Sin embargo, es tarea de los periodistas ejercer el periodismo, lo que incluye las diferentes áreas de especialización.

Logo de Materia, publicación especializada editada por periodistas.
Logo de Materia, publicación especializada editada por periodistas.

Un periodista, sin ninguna duda, no tendrá nunca los conocimientos de un médico, un juez o un historiador. Pero sí conoce todas las herramientas que se deben emplear en la práctica de su profesión. Esto, acompañado de la aplicación de principios deontológicos, debe ser suficiente para que la información que publique, independientemente del área de conocimiento a la que se dedique, sea rigurosa y de calidad. Para que un periodista pueda hacer bien su trabajo de manera especializada necesita focalizar su atención en una disciplina, documentarse, aprender el lenguaje técnico para poder descifrarlo. Y, para ello, debe contar con las fuentes especializadas, elemento fundamental para el trabajo periodístico, a las que deberá acudir para aclarar todo aquello que no entienda y profundizar en la información.

Mantener a periodistas especializados es algo costoso para los medios, que en ocasiones han preferido tener periodistas generalistas que pudieran tratar muchos temas diferentes. Pero parece probado que la especialización es muy beneficiosa y, al final, son profesionales muy valiosos para los medios.

Los malos ejemplos de divulgación o publicaciones de carácter especializado se deben a una falta de conocimiento de los periodistas sobre los temas que les toca tratar o una escasa ética profesional. También, la perspectiva sensacionalista e inexacta de muchas informaciones se debe a imposiciones de los responsables de los medios, que así logran atraer más visitantes, lectores o espectadores.

Así que la respuesta de arriba puede tener una respuesta sencilla: el periodismo especializado lo deben ejercer los periodistas, aunque siempre acudiendo a las fuentes apropiadas y expertas.

Quintero y Alsina, dos formas de ver el periodismo

Resulta evidente que se hace necesario un análisis crítico y exhaustivo del estado de la profesión periodística y de los retos a los que se enfrenta, tanto económicos como sociales. Y esto no se puede hacer sin perder de vista una de las finalidades del periodismo, que es explicar lo que acontece de una manera rigurosa, con el absoluto convencimiento de que se trata de un servicio público. Para dar algunas respuestas se celebró el IV Congreso Internacional de Periodismo, organizado por  la Fundación Manuel Alcántara. Tuvo lugar en la Universidad de Málaga los pasados días 12 y 13 de enero. Por desgracia no me fue posible asistir, pero he podido leer varios textos al respecto en diferentes páginas web, así como ver vídeos de los debates.

Este congreso tuvo una mayor trascendencia mediática de lo habitual porque en una de las mesas, en la que estaban los periodistas Carlos Alsina, Jesús Quintero y Fernando Sánchez Dragó, se produjo una discusión bastante acalorada entre Alsina y Quintero. La mesa de debate era sobre la entrevista, y se habló de la dificultad existente cuando el entrevistador es ya una estrella mediática. Al final de la misma se confrontaron dos visiones del periodismo o, al menos, dos evaluaciones diferentes sobre la situación de la profesión periodística. Una, de la Quintero, que parece afirmar que todo el tiempo pasado fue mejor, y que actualmente no abunda el periodismo de calidad en los medios. Por su parte, Alsina defendía que ese planteamiento es erróneo porque se refiere a un tiempo dorado que «nunca existió», y señaló que sí existen buenas muestras de periodismo.

El tono de la discusión fue elevándose, con evidentes dificultades del moderador —el profesor Teodoro León Gross— para controlar la situación. A continuación puede verse el vídeo de la parte del debate en el que se produjo la discusión. En definitiva, se trata de un tema que tiene bastante trasfondo y sobre el que es necesario continuar profundizando.

Más información: El Confidencialeldiario.esDiario Sur.

Los periódicos hostiles y Napoleón

Napoleón tenía una visión sobre los periódicos que pueden compartir algunos gobernantes actuales. Un ejemplo, es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que considera que los medios de comunicación están llevando a cabo una cruzada contra él. Sin ánimo de ser catastrofista, está por ver hasta dónde es capaz de llegar para limitar la libertad de prensa o sancionar a los medios que sean críticos con su gestión.

La universidad española respalda que haya una asignatura de periodismo en secundaria

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) propuso crear una asignatura en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) para contribuir a que los jóvenes conozcan en mayor profundidad los medios de comunicación y la profesión periodística. La Asociación Española de Universidades con titulaciones de Información y Comunicación (ATIC) ha respaldado dicha idea, lo que podría suponer un paso más para que se pueda incluir en el currículo académico en los centros de enseñanza secundaria.

Logo FAPE

 

Sin duda, se trata de una idea acertada, ya que esta formación servirá para que los estudiantes tengan una visión crítica sobre los medios de comunicación, así como un conocimiento sobre la labor que la prensa hace como servicio público. La información se expande por la red de manera rápida y abundante, algo que va acompañado de la inmersión de los jóvenes cada vez a edades más tempranas en internet, especialmente a través de las redes sociales. Por este motivo, esta materia puede servir para proporcionar unos conocimientos prácticos y muy útiles, completamente adaptados al tiempo presente.

Fuentes: El Confidencial y FAPE.

Publicado artículo en el número 45 de Almoraima

Portadilla del artículo en Almoraima. Revista de Estudios Campogibraltareños 45.

En el mes de octubre de 2016 se publicó el número 45 de Almoraima. Revista de Estudios Campogibraltareños. En ella, se incluye un artículo de mi autoría titulado «El proceso de evacuación y repatriación de la población de Gibraltar al Marruecos francés a través de la prensa (1940)». Se puede descargar en este enlace, o también desde mis perfiles en Academia.edu y ResearchGate. En la página web de la entidad editora, el Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG) está disponible, así como los restantes artículos del número 45.

Almoraima. Revista de Estudios Campogibraltareños es una publicación académica dedicada a los estudios locales del área del Campo de Gibraltar editada por el IECG.